ACERCA DE LA MUESTRA EL BESO. GALERÍA DOQUE, ESPAÑA.

ACERCA DE LA MUESTRA EL BESO. GALERÍA DOQUE , ESPAÑA.

La fascinación del teatro

Escribo esto no como crítico sino como un director de teatro que suele promover la interrelación entre artistas para tratar de que el teatro sea un arte más interesante y que se acople a la contemporaneidad.

A partir de allí, creé en Buenos Aires y con la ayuda de la Fundación Antorchas, el Taller de Experimentación Escénica, espacio que reunió, en dos ediciones, a artistas visuales, directores teatrales, poetas y escritores no dramáticos y músicos. La  tarea desarrollada en el taller fue la de pensar, probar y producir nuevas posibilidades del hecho escénico, desde perspectivas no teatrales.

Fue en el marco del segundo taller que Nushi Muntaabski  creó su obra “El beso”, que se representó en el Instituto Goethe de Buenos Aires, durante la temporada 2003, con la colaboración de Lola Arias (poeta) y Federico Marrale (músico).

Las funciones realizadas permitieron descubrir a una artista, que no habiendo tenido ningún contacto previo con el teatro, realizaba una obra extraordinaria, una obra hecha desde la fascinación del teatro.

Es así que si se quiere gozar plenamente de la obra de Muntaabski aquí expuesta se deberá entrar por la puerta que lleva al Teatro, así con mayusculas.

Pero no deberemos entrar con el prejuicio de los especialistas o de los críticos, ocupados por las corrientes escénicas y otras boberías, sino con la actitud de los extraños, de los extranjeros, que, a la manera de los niños, pueden ver y también realizar aquello que para los especialistas está definitivamente perdido.

Muntaabski compone una obra de teatro desde la mirada de una artista visual y puede develar, precisamente porque no pertenece al mundo del teatro, los mecanismos de la representación y llevarlos hasta su punto máximo: la ilusión.

Y esa ilusión, que está producida por la fascinación por el teatro, es en definitiva, la materia que también comparte con el amor, tema de esta obra. Así, teatro, ilusión, amor se unen en una obra de fuerte contenido visual haciendo un todo poco frecuente en las producciones teatrales.

Estas fotografías señalan ese tránsito por el teatro, pero en vez de graficarlo a la manera de la convencional fotografía de teatro, lo descomponen nuevamente, haciendo aparecer lo inesperado de esa fascinación, el quiebre de lo amoroso, lo ominoso. Ahí donde  las cosas no son lo que dicen ser, y sin embargo queremos creer, porque están hechas con materiales que conocemos de todos los días.

Nushi Muntaabski procede con las herramientas  del romanticismo más duro, ese que destruye toda ilusión de felicidad a través de la belleza y la vuelve obra, una forma sutil de mirar con ironía este tiempo feroz.

Rubén Szuchmacher

Buenos Aires – 2003

rusz@uolsinectis.com.ar
Comments are closed.
* required